Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca

orgia de prostitutas prostitutas en mallorca

El epicentro de los tejemanejes era la sala VIP. Su extensa declaración, fechada el pasado 21 de agosto y a la que ha tenido acceso Vanity Fair, muestra que la citada sala VIP ha visto pasar a personajes de todo pelaje, famosos y no tanto , mientras entre las mismas paredes se urdía el entramado de corrupción. Paris Hilton , por ejemplo, se colocó el pasado 27 de julio al frente de la cabina de la discoteca acompañada de su novio, el actor Chris Zylka.

Un exultante Lladó se fotografiaba con la afamada heredera y se rendía a ella: It was a great night! Gracias por todo parishilton!!! It was a great night!!! You are very top!!!! Una publicación compartida de Jaime Llado Tito's jaimellado el 28 de Jul de a la s 4: Cuando la discoteca echó a andar en , nada hacia presagiar en qué se convertiría: Aunque entre los años cuarenta y cincuenta fue considerada internacionalmente como uno de los mejores clubes nocturnos de Europa, el 21 de abril de se produjo su auténtica inauguración y, desde entonces, su éxito no cesó de crecer.

Sobre todo por la presencia de la jet set que ha traspasado su umbral y se ha dejado sorprender por la gigantesca nave con vistas a la Bahía de Palma. En , una diva hacía gala de su belleza y misticismo en la sala: Si alguien había logrado desatar la locura en Mallorca antes que todos ellos fue Jimmy Hendrix, quien el 15 de julio de había actuado en la también mítica sala de Palma Sgt.

Incluso fue mano derecha de Jaume Matas. El expolítico lo niega todo. Eran "auténticas bacanales", asegura tajante la mujer, copropietaria de un burdel, quien recuerda que había que cambiar el colchón del club cada vez que iba él. Sus afirmaciones han desatado un fuerte revuelo dentro y fuera de Baleares. En su testimonio, la declarante llega a relatar cómo en una de esas orgías, en la que estaba presente Rodríguez, a una amiga suya "acabaron rompiéndole el bazo". Era tal el estado de la víctima, "una chica mulata, brasileña y muy guapa", que tuvo que ser trasladada al hospital , donde días después fue a visitarla la testigo.

En la segunda planta, el trasiego era habitual. Las chicas se negaban a transigir con esos gustos, por lo que Rodríguez mandaba traer chicas de la calle e incluso chicos para presenciar cuando estos tenían relaciones con ellas, o cuando tenían relaciones entre ellos". La testigo asegura haber visto "en numerosas ocasiones cómo salía Rodríguez de la casa de Lluís Martí, en un estado lamentable y totalmente pasado de cocaína y alcohol".

El pasado viernes, la testigo refrendó su declaración ante el magistrado y el fiscal del caso. Como si de Jekyll y Mr. Hyde se tratase, durante el día, todo cambiaba. El exlíder conservador, siendo concejal de Participación Ciudadana en la capital balear, también fue el promotor en de una ofrenda de flores y frutas a la Virgen de la Salud que tenía lugar cada septiembre. Este testigo asegura que la zona VIP era frecuentada por un grupo de policias locales que formaban parte de la trama y que disfrutaban de copas y sexo gratis.

De hecho, los dueños del local, afirma, "tenían las instrucciones de no cobrar los servicios a los policías en el sentido de que quien pagaba era el Grupo Cursach". Luego enseñas las tetas. Si no, a la calle", era uno de los avisos que, asegura, recibían las prostitutas.

Dos de los policías, recuerda el exempleado, "eran especialmente viciosos y puteros".

Rodríguez, quien desde los años noventa se ha mantenido como uno de los principales dirigentes del PP en las islas hasta que Génova impulsó su marcha a mediados de , aparece vinculado a una red de extorsiones y tratos de favor urdida en el seno de la Policía Local de Palma de Mallorca. Allí ha sido delegado del Gobierno en Baleares, consejero de Interior, secretario general del PP regional, presidente de la formación conservadora en Palma, senador Incluso fue mano derecha de Jaume Matas.

El expolítico lo niega todo. Eran "auténticas bacanales", asegura tajante la mujer, copropietaria de un burdel, quien recuerda que había que cambiar el colchón del club cada vez que iba él. Sus afirmaciones han desatado un fuerte revuelo dentro y fuera de Baleares.

En su testimonio, la declarante llega a relatar cómo en una de esas orgías, en la que estaba presente Rodríguez, a una amiga suya "acabaron rompiéndole el bazo". Era tal el estado de la víctima, "una chica mulata, brasileña y muy guapa", que tuvo que ser trasladada al hospital , donde días después fue a visitarla la testigo. En la segunda planta, el trasiego era habitual.

Las chicas se negaban a transigir con esos gustos, por lo que Rodríguez mandaba traer chicas de la calle e incluso chicos para presenciar cuando estos tenían relaciones con ellas, o cuando tenían relaciones entre ellos".

La testigo asegura haber visto "en numerosas ocasiones cómo salía Rodríguez de la casa de Lluís Martí, en un estado lamentable y totalmente pasado de cocaína y alcohol". El pasado viernes, la testigo refrendó su declaración ante el magistrado y el fiscal del caso.

Como si de Jekyll y Mr. Hyde se tratase, durante el día, todo cambiaba. El exlíder conservador, siendo concejal de Participación Ciudadana en la capital balear, también fue el promotor en de una ofrenda de flores y frutas a la Virgen de la Salud que tenía lugar cada septiembre. Este testigo asegura que la zona VIP era frecuentada por un grupo de policias locales que formaban parte de la trama y que disfrutaban de copas y sexo gratis.

De hecho, los dueños del local, afirma, "tenían las instrucciones de no cobrar los servicios a los policías en el sentido de que quien pagaba era el Grupo Cursach". Luego enseñas las tetas. Querían desacreditarme antes de que el juez me citara , pero no lo han conseguido. A partir de ese momento me hicieron todo tipo de preguntas sobre hechos ocurridos hace diez años.

Me ocasiona todo el daño que puede contra mi persona, contra mi hijo, contra mis amigos. Empieza una guerra para terminar con mi persona. Yo no pretendo convencer a nadie. Y lo conozco sobre todo porque era la persona que me abonaba los servicios sexuales de ciertos políticos. Un lugar donde se busca la privacidad.

Yo era una especie de encargada. Me ponía en contacto con las chicas o con los chicos y procuraba que todo estuviera listo para atender a los clientes.

Tampoco me interesa conocer los gustos sexuales de los clientes que acudían al prostíbulo. Aquí el problema es otro. Lo que se trata es que un empresario, como el señor Cursach, que se ha dedicado a pagar las orgías sexuales de dos políticos con mucho poder y con una gran influencia.

No puedo decirle si a cambio de pagar las orgías, Cursach recibía después algo a cambio. La verdad, no se lo puedo aclarar. Yo nunca le dije que Cursach pagaría sus facturas, pero me di cuenta de que estaba enterado de esta situación. Siempre mantuvo relaciones sexuales gratuitas. Ellos la traían cuando entraban en el piso o, a veces, ordenaban que se la trajeran de la calle.

Habitualmente solían venir después de comer y la mayoría de veces pasaban muchas horas manteniendo relaciones sexuales con las prostitutas. Siempre acudían por separado. Desconozco el motivo por el que Rodríguez y Gijón acudían al mismo prostíbulo. Supongo que lo que buscaban era un lugar discreto. Este chico trabajó con nosotros en el piso y uno de los dos políticos le encontró un trabajo en el Ayuntamiento. Es cierto que no era el chófer oficial de Gijón, pero él mismo reconoció en el careo que tuvo conmigo que trasladaba con frecuencia al político en el coche del Ayuntamiento.

Nunca he dicho que el chófer acompañara a Gijón al prostíbulo. Pero le puedo asegurar que yo misma, un día que Gijón vino a las siete de la tarde y se marchó a las nueve y media de la mañana, pasado de todo, le ayudé a llegar a la calle y le vino a recoger el chófer.

Ya he aportado al juzgado muchas pruebas que demuestran lo que estoy narrando. Por eso conozco a tantos policías. He coincidido muy poco con ellos. Recuerdo que un día me encontré con Gijón por la calle y nos saludamos cordialmente. No paramos ni para comer. Hubo un momento en que no sabía ni cómo me llamaba. Muchas de las cosas que califican de contradicciones, después se ha demostrado que no son mentira.

Por ejemplo, he demostrado que el prostíbulo existió. Lo confirmó un vecino del edificio. Por ejemplo, me acusan de no poder calcular la altura de Antonio Vera. No sé qué mide, porque siempre le vi sentado, cenando conmigo y con una compañera. Nunca le vi de pie.

orgia de prostitutas prostitutas en mallorca

: Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca

Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca 253
Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca 870
PROSTITUTAS JAPONESAS FOLLANDO PROSTITUTAS EN BUCAREST Video porno de un trío. La mujer también relató que Gijón acudía al prostíbulo acompañado de su chófercon quien esta semana mantuvo un careo. It was a great night! Poco antes de dicha hora llegaron al Juzgado dos furgones de la Policía Nacional. Hasta el momento, Rodríguez y Gijón han negado de forma tajante los hechos.
GRANADOS PROSTITUTAS PROBADOR DE PROSTITUTAS Prostitutas banyoles como ir de putas
Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca tenia que dar ejemplo en el país no lo ha dado, así nos va. Como si de Jekyll y Mr. Espero que se sepa que políticos acudían a estas orgías para obrar en consecuencia ahora que hay elecciones!! Todos los actores eran mayor en el momento en que participaron en estas escenas pornografía. Yo nunca le dije que Cursach pagaría sus facturas, pero me di cuenta de que estaba enterado de esta situación. Con el rostro tapado para salvaguardar su seguridad En la entrevista exclusiva que universitarias prostitutas madrid prostitutas de lujo mallorca ayer la testigo a este periódico no se ha omitido ni uno solo de los temas que se trataron. Todos los derechos reservados.

0 thoughts on “Orgia de prostitutas prostitutas en mallorca

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *